Eros

cervezas para follar

Beneficios de la cerveza en el sexo

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedin

Si nos dicen que la cerveza aporta grandes ventajas a la hora de mantener relaciones sexuales lo obvio sería pensar en dos: la capacidad de perder  la vergüenza a la hora de lanzarse al ruedo y el aumento proporcional de la belleza del resto de personas a medida que los niveles de cerveza en sangre se elevan.  Sin embargo, existen diversos estudios científicos que demuestran que hay otras muchas razones que ayudan a tener unas relaciones más plenas, especialmente para los hombres. Las cuatro más importantes se encuentran recogidas en The Married Sex solutions, escrito por la sexóloga Kat Van Kirk, y son las siguientes:

Aumento de la resistencia sexual

Según un estudio publicado en la revista European Journal of Epidemiology, el 31% de los hombres que toman cerveza con moderación tienen menos riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares; por lo que, indirectamente, aumentaría la resistencia a la hora de realizar ejercicios que supongan un cierto esfuerzo, como ocurre con las relaciones sexuales.

Se retrasa la eyaculación precoz

Los fitoestrógenos son unas sustancias de origen vegetal que poseen la capacidad de retrasar el orgasmo.  En la cerveza se encuentran presentes en el lúpulo, de modo que un par de cañas pueden ayudar a frenar los incómodos y temidos gatillazos.

Aumenta la líbido

Todos sabemos que las fresas, el chocolate o la canela son capaces de hacernos pasar de cero a cien en muy poco tiempo, pero es bastante menos conocido el poder afrodisiaco de la cerveza. Y es que, especialmente la negra, posee grandes cantidades de hierro, por lo que promueve que llegue más sangre al pene, favoreciendo erecciones más intensas. Que vale, las lentejas y las espinacas también tienen mucho hierro, pero dónde se ponga una buena Guinness…

Fortalece la salud en general

La cerveza contiene una gran cantidad de vitaminas del grupo B, de modo que favorecen una salud general más fuerte. Esto puede parecer algo obvio, pero está claro que para gozar plenamente de las relaciones sexuales es importante tener una buena salud.

Como veis, quedar para tomar unas cervezas puede ser el mejor de los preliminares. Eso sí, siempre con moderación; pues si no, no sólo será malo para vuestra salud; sino que, además, lo que podría haber sido la llave para una noche de cine, se convertirá en la llave del circo de los horrores. Y es que a nadie le gusta acostarse con alguien que no es capaz de tenerse en pie, ¿no creéis?

Azucena Martín es biotecnóloga y redactora científica en Medciencia