Ocio

Bowie el primer bisexual

David Bowie: el legado del primer bisexual reconocido

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedin

Corría el año 1972 cuando David Bowie, en una entrevista realizada por la revista Melody Marker, proclamó públicamente su bisexualidad. Desde entonces uno de los iconos más importantes de la música y el cine del siglo pasado se convertía también en un referente de la lucha LGTB y en el espejo en el que se miraban los adolescentes de las tres últimas décadas del siglo cuando empezaban a descubrir una sexualidad más diversa y con más matices de los que esperaban.

Su muerte deja atrás a uno de los cantantes más polémicos, padre del glam rock e inspiración del punk, y también uno de los mayores promotores de la ambigüedad. No le gustaban los roles de género y, probablemente, si su figura hubiera aparecido en esta época se habría definido como pansexual.

En alguna ocasión afirmó que haber salido del armario le perjudicó en la conservadora sociedad estadounidense, no así en la europea, donde ayudó a cerrar su mito. Aun así, hay quienes afirman que no era realmente bisexual ya que solo se le conocen parejas femeninas y que se trató de un juego para alcanzar popularidad. A la hora de estudiar su legado su verdadera sexualidad no importa ya que David Bowie era un espectáculo en sí mismo y su bisexualidad formaba parte del mismo.

Nunca quiso formar parte de ningún movimiento de liberación LGTB+ y sin embargo fue bandera de los mismos. Y este es quizá su mayor logro. David Bowie trascendió a sí mismo. David Bowie representa el espíritu de unos setenta que se tuvieron que reinventar y logró convertirse en un símbolo de la cultura pop, del hacerse a sí mismo, de la libertad individual por encima de las convenciones sociales, de género y de orientación sexual.

Por eso hoy, día posterior al fallecimiento del cantante, todo luce un poco peor. Hemos perdido a uno de los que consiguieron convertir el mundo en un sitio que merecía un poco más la pena.