Ocio

Francesca-Michielin

El rock inunda Eurovisión 2016: Primeros rivales de Barei

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedin

Poco a poco los países participantes en Eurovisión van presentando a sus candidatos para representarles el próximo 14 de mayo en Estocolmo. De momento ningún cantante parece excesivamente favorito, aunque aún es pronto y a más de dos meses de la final pueden pasar muchas cosas. Nuestra Barei, por su parte, ha anunciado una pequeña gira por capitales europeas para dar a conocer Say Yay! e intentar mejorar la pobre posición de Edurne en 2015. En Irispeople.com ya hemos escuchado a los primeros rivales de la madrileña y os los mostramos en este post.

Los idiomas valientes

La leyenda de que solo se puede ganar Eurovisión cantando en inglés es falsa y lo demuestra la victoria de Serbia en 2007 con un tema en su lengua oficial o el tercer puesto de Italia el año pasado que habría sido primero si solo contase el voto del público. Este año el país mediterráneo vuelve a recurrir al italiano para presentar la que hasta ahora es una de las candidatas que más nos gustan. Es Francesca Michielin y, pese a quedar segunda en el Festival de San Remo, podrá actuar en Estocolmo tras la renuncia de los ganadores.

Austria, ganadora hace dos años, sorprende participando con una canción en francés de clásicos ritmos festivaleros. La bella Zoë intentará mejorar el mal resultado que obtuvieron The Makemakes el año pasado en su propia casa.

Albania intentará ganar con Përallë, un potente tema de rock sinfónico cantado por Eneda Tarifa y al que le vemos muchas papeletas para llegar a la final. Habrá que ver si le toca estar en una semifinal muy disputada, pero su presencia escénica le ayudará a ganar puntos.

Bosnia & Herzegovina es la última que, de momento, participa con una canción en su lengua oficial. De clásicos aires balcánicos, el dúo participante sorprende con la colaboración del rapero Jala para romper el ritmo de un tema monótono.

Países veteranos

Bélgica, que el año pasado quedó entre las 10 primeras, se presenta este año con la divertida Laura y su What’s the pressure, de aires setenteros aunque algo plana. Es menos arriesgada que la propuesta de 2015 pero le puede beneficiar la falta (de momento) de temas ligeros y bailables. En comparación, nosotros preferimos a Barei.

Dinamarca fue una de las primeras en elegir representante. En este caso ha sido la boyband Lighthouse X. Su Soldiers of love no nos dice nada que no nos hayan dicho otras formaciones de este tipo, pero tiene la final asegurada.

Tanto el candidato como el videoclip de Irlanda nos recuerdan demasiado a Mans Zemerlow, el ganador del año pasado y presentador del festival en 2016. Sin embargo, su tema pop Sunlight es pegadizo y puede reportarle una buena posición a su país.

Islandia también copia de Mans Zemerlow la interacción de su intérprete con las videoproyecciones en el escenario. Sin embargo, Greta y Hear them calling poco tienen que ver con Heroes y, si la intérprete consigue mejorar su puesta en escena, puede tener opciones de llegar a la final.

Malta será representada por Chamaleon, un tema de aires dance al servicio de la voz de Ira Losco. No destaca y podría haber participado en cualquier edición del festival de los últimos diez años.

Rykka es una de las aspirantes que más han llamado la atención hasta el momento. Su potente medio tiempo The last of our kind se graba rápidamente en las retinas y puede otorgarle una muy buena posición a Suiza.

Este año el género rock estará muy presente en el escenario del Globen Arena. El grupo chipriota Minus One será uno de sus representantes con Alter ego, que nos recuerda a Bon Jovi y los grupos rock de los 90.

Representantes del Este

Bielorrusia presenta una de las propuestas más oscura hasta la fecha: Help you fly es otro tema rock representado por Ivan. Como no podía ser de otra forma, los falsetes hacen acto de presencia al final del mismo.

Seguimos sin abandonar este género. De todas las propuestas rock presentadas, la más potente y actual es la de Georgia. Nika Kocharov & Young Georgian Lolitaz participan con el buen Midnight Gold que, sin embargo, es un misterio si podrá atraer al público del festival. 

Eurovisión no acepta en sus bases que se presenten temas de contenido político, por lo que está por ver si Ucrania tendrá que modificar parte de la letra de 1944, que denuncia la exportación masiva de los tártaros de la península de Crimea aprobada por la Unión Soviética en dicho año. En cuanto al tema, la potente voz de Jamala puede darle muchas alegrías a un país que regresa tras un año de ausencia.

¿Podrá Barei quedar en los puestos de cabeza? De los rivales que quedan por confirmarse y de su puesta en escena dependerá bastante su resultado final. De momento parece que será fácil mejorar el resultado de 2015 y que le puede beneficiar que no se hayan presentado, hasta el momento, propuestas parecidas a la suya.

Fon López es redactor de televisión en El Palomitrón y de cuestiones LGTB en Desviados