Gourmet

decantacion

El servicio del vino: la Decantación

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedin

En Vinopremier.com queremos iniciar con este post una serie dedicada a explicaros todo lo relacionado con el servicio del vino.
QUÉ ES LA DECANTACIÓN DE UN VINO:

Según el diccionario de la Real Academía Española, consiste en “separar un líquido del poso que contiene, vertiéndolo suavemente en otro recipiente”. No debemos confundirla con la aireación

Necesitaremos:

Una botella de vino. Se suelen decantar vinos tintos con varios años de crianza, pero también se pueden decantar vinos jóvenes potentes, blancos con barrica, incluso algún cava con larga crianza o champagne viejo.

Un decantador; las formas son infinitas…a nosotros nos gustan los que permiten una rápida aireación como el Decantador Inspiration que podéis encontrar en Vinopremier.com

POR QUÉ SE DECANTA UN VINO:

Existen varios motivos por los cuales se debe decantar un vino, aunque al final cada uno elige cómo le gusta disfrutar de su botella. Entre los motivos para decantar el vino, están:

1-Para eliminar el sedimento que pueda haber acumulado el vino durante el período de crianza y reposo en la botella.

2- Para que el vino se “oxigene o se airee” y respire, de modo que se pueda despertar y liberar su aroma y “bouquet”. Conviene remover el decantador despacio para que el vino moje las paredes del decantador y se “abra”.

3- Para quedar bien ante sus amigos o invitados (para algunos que no saben mucho de vinos ese es el motivo principal).

decanter-vinopremier

BENEFICIOS DE LA DECANTACIÓN:

1-Se transfiere el vino al decantador despacio, y así se consigue que quede en la botella cualquier sedimento que pueda tener el vino. Es normal que los vinos que no están filtrados presenten algunos “cristales” al final de la botella. Estos “cristales” son BITARTRATOS (sales del vino), que en absoluto significan que el vino esté “picado” o estropeado. Simplemente hay que eliminarlos y podremos gozar del vino en su plenitud. Normalmente, los mejores vinos no se suelen filtrar, y casi siempre presentarán estos “cristales”. Incluso alguna vez pueden quedarse adheridos en el corcho. Insistimos que eso no significa que estén los vinos estropeados.

2- Cuando el vino entra en contacto con el aire se liberan los aromas y “bouquet” del vino.

NO SIEMPRE HAY QUE DECANTAR:

Por otro lado debe tomar en cuenta que la decantación puede ser perjudicial para algunos vinos muy viejos, pues hace que estos pierdan su bouquet rápidamente ya que la sobre exposición al aire producida por la decantación produce una rápida oxidación del vino, lo que producirá una perdida por volatilización de los principales aromas del vino. Es por esa razón que se recomienda que los vinos más viejos se decanten justo antes de consumirlos.

QUÉ VINOS SE DEBEN DECANTAR:

Existen varias teorías sobre cuales son los vinos que se deben decantar.

1.-Vinos que llevan mucho tiempo almacenados ya que estos suelen acumular sedimento durante el tiempo de guarda.

2.- Es recomendable decantar vinos jóvenes que estén todavía muy “duros”, que tengan mucha astringencia o muchos taninos, ya que la oxigenación puede suavizar la astringencia y liberar sus aromas.

3.- Por regla general los vinos blancos jóvenes (del año) no se decantan. Sólo si tienen tiempo de crianza en barrica puede realizarse una decantación antes de servirlos para abrir sus aromas.

4.- Los vinos espumosos (cavas, champagne…) se acepta que se decanten muy suavemente para no perder las burbujas, sólo si son muy viejos.

5.- Los vinos dulces y otros como los vinos de Jerez no se decantan

CÓMO SE DECANTA EL VINO:

El modo de decantar el vino dependerá del tipo de vino que esté decantando.

Vinos con más crianza o de añadas antiguas:

Poner la botella en posición vertical varios días antes de que la vaya a decantar. Eso permitirá que el sedimento se concentre en el fondo de la botella. Al momento de la decantación, coger la botella suavemente, sin mover mucho la misma para que el sedimento se quede en el fondo de la botella, quitar el corcho con mucho cuidado, y verter el vino cuidadosamente y sin interrupciones en el decanter, vigilando que el sedimento no salga de la botella. Esto requerirá que se deje alrededor de “un dedo” de vino en la botella, junto con el sedimento.

Vinos más jóvenes:

No es necesario poner la botella en forma vertical antes de decantarlo. La transferencia del vino a la botella puede ser más rápida que en el caso del vino con más crianza ya que no existe la preocupación de que el sedimento se caiga, pues se supone que este vino joven no tiene sedimento.

Es recomendable que se pruebe el vino antes de que éste sea decantado. Si el vino está estropeado, con “corcho” o “picado” y se decanta, sólo conseguiremos aumentar esas sensaciones.

Artful-Decanter vinopremier

OTROS ASPECTOS RELACIONADOS A LA DECANTACIÓN:

Una vez decantado un vino, lo recomendable es consumir el mismo en su totalidad, ya que al entrar en contacto con el oxígeno se acelerara el proceso de oxidación, lo cual hará que sea mas difícil que mantenga su calidad si se guarda de nuevo en la botella.

Si no se dispone de un decanter, otro modo de airear y oxigenar el vino es abriendo la botella una o dos horas antes de consumir el vino. Aunque con esto sólo conseguimos eliminar los “aromas de reducción” del vino, y no despertar el “bouquet“.

RESUMEN:

No tenga miedo, decante todos sus vinos tintos, ya sean adultos o jóvenes y verá la diferencia. Los adultos los debe decantar poco tiempo antes de consumirlos. Los más jóvenes los puede decantar por lo menos una hora antes de servirlos.

Y, como siempre, recomendamos disfrutar del vino en buena compañía!