Ocio

Armenia Iveta Eurovision

Eurovisión arranca -casi- sin sorpresas

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedin

Ayer tuvimos la primera gran fiesta de la semana de Eurovisión. La primera semifinal se desarrolló de forma espectacular, tras las críticas que tuvo la realización austriaca el año pasado. Desde el comienzo con una gran perfomance de Mans Zelmerlöw, ganador del año pasado, y su Heroes, hasta un número final de danza en homenaje a los refugiados realmente sobrecogedor, demostrando que hay veces que la política si cabe en Eurovisión.

Rusia, el gran favorito al triunfo

En cuanto a los clasificados, los grandes favoritos de la noche Rusia, Chipre, Armenia, Hungría y Malta, pasaron sin problemas. Les acompañaron la dulce propuesta austriaca, el baladón de República Checa, la curiosa canción y los estilismos imposibles de Croacia, Azerbaiján y el bisexual country de Holanda.

Holanda nos trae el primer representante abiertamente LGTB de la final

Las sorpresas la protagonizaron Islandia, gran favorita en las encuestas con una canción que era copia absoluta en formato oscuro de Heroes y Euphoria y Estonia, una de las propuestas más interesantes de todo el festival.

Estonia, el cajonazo de la noche

Una de las mayores curiosidades de esta semifinal radica en la aparición de un bloque centroeuropeo fuerte en la final con países que habitualmente se quedan fuera. De Hungría nadie lo dudaba y República Checa se ha clasificado por primera vez. También Austria, que no las tenía todas consigo con su edulcorada canción lo ha logrado. Todo apunta a que Bulgaria también pasará el próximo jueves mientras que los países nórdicos, que suelen pasar, se han quedado fuera y Dinamarca y Noruega lo tienen difícil el jueves. Chipre, aunque ya se clasificó el año pasado, es otro país que habitualmente se queda en las semifinales pero que está dispuesto a darlo todo  en la final con un tema muy rockero.

Austria, la canción más dulce de la edición

La otra sorpresa, aunque anunciada, la protagonizó Grecia, que al no clasificarse con una canción bastante deficiente se cae del exclusivo grupo de países que nunca se han perdido una final formado por Rusia, Ucrania, Rumanía y Azerbaiján.

Armenia, la diva de ventilador de la edición

Por otra parte, al final de la actuación pudimos ver un trozo de la de Barei, que será la que valore el jurado internacional. Os la dejamos y os recomendamos participar en nuestro reto #SoyEurovisionario, acertando el puesto en el que quedará nuestra representante.