Ocio

han y aritz de GH16

La carpeta entre Han y Aritz de GH16

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedin

Son, con el permiso del soporífero triángulo entre Suso, Sofía y Raquel, los grandes protagonistas de esta edición de Gran Hermano. Han y Aritz han sido desde el primer día los grandes favoritos de la audiencia y de sus compañeros, manteniéndose por ahora a salvo de las nominaciones gracias a inmunidades y salvaciones propias y ajenas. También protagonizan la primera relación gay que ha surgido en la casa más famosa de la sierra madrileña o, como se llama popularmente entre los seguidores del programa, la primera carpeta homosexual.

Relaciones lésbicas hubo anteriormente pero se formaron tras salir de la casa o ya venían formadas de antes, como con la entrada del matrimonio formado por Laura y Ángela en GH 11. Sin embargo, los pocos gays que han entrado en la casa como Arturo (GH7), Dámaso (GH12) o el genial Álvaro Vargas (GH 14) tuvieron que vivir la experiencia en solitario.

Han y Aritz desnudos

Este año todo ha cambiado en una de las relaciones más extrañas que hasta ahora se han podido ver en la casa. El único concursante oficialmente homosexual era Han, el chino granaíno, pero pronto se pegó a su lado Aritz, un vasco que decía que odiaba la tecnología y no tenía televisión (luego demostraría en la casa sus amplios conocimientos de otros realities de TV como Acapulco Shore) y que no entendía de etiquetas para luego demostrarse lo contrario. Entre ellos empezó una bonita amistad, aderezada con algunas necesarias discusiones, en la que Han pronto admitió que había caído profundamente enamorado del vasco. Y es que, en realidad, su comportamiento era como una pareja y así han sido tratados por el programa de Telecinco y por la audiencia.

Sin embargo, Aritz pasó de no gustarle las etiquetas a dedicarse a proclamar que no era gay y que lo que tenía con Han no era más que una bonita amistad en la que se daban mucho cariño. Para muchos, temía o bien asumir una homosexualidad que parecía evidente o bien perder el maletín del premio. A la vez, las muestras de cariño han ido en aumento y salvo unos pocos besos, se han pasado los dos meses de edición envueltos en caricias debajo del edredón, tocándose literalmente los testículos, con rozamientos, lamiéndose el rostro o incluso los pezones en juegos en los que participaban activamente tanto el homosexual como el que afirma que no lo es. También aumentaban las peleas y los enfados de Aritz porque Han quería sobrepasarse, ante el estupor de una audiencia que no entendía porque lo que hacía Aritz tenía un menor significado erótico que lo que hacía el chino o eso defendía él.

Han y Artiz juegos

Aunque muchos han afirmado que estamos ante la primera pareja gay de Gran Hermano, tenemos que decir que no lo son. Primero porque el paso más importante para que una pareja sea tal es que ambos miembros decidan serlo y Aritz sigue diciendo que no quiere mantener una relación de pareja con Han. Que dentro de su amistad haya comportamientos más propios de compañeros sentimentales es algo que no nos toca juzgar puesto que en cada relación interpersonal son sus protagonistas los que deciden cuáles son las reglas del juego. En este caso, parece que no hay más reglas que hacer lo que a Aritz le parezca conveniente y Han decide complacerlo.

Que para Han todos esos juegos, como para la mayoría de nosotros, tenga una significación erótica y que, por lo mismo, no pierda las esperanzas con el vasco (como tampoco lo hace la audiencia) no impide que éste tenga razón cuando dice que él ha hablado claro con el chino y que solo hace aquello que, para él, no tiene ningún tipo de significado sexual. Han ha aceptado entrar en el juego de Aritz y éste está en su derecho en querer reducir su relación en lo que apetece.

Beso de Han y Aritz

Uno de los aspectos más interesantes en los que nos hace reflexionar este tipo de relación de Gran Hermano es la llamada genitalización del placer y de la orientación sexual. Para Aritz solo importa lo que ocurra en sus partes íntimas y todo lo demás no influye en su orientación. El vasco está reduciendo el ámbito de la sexualidad a una cuestión genital, sin darse cuenta que es todo el cuerpo el que habla cuando se establece una relación erótica entre dos personas. Porque la relación sentimental  (correspondida) entre Aritz y Han no existe pero la erótica sí. Las caricias y lametones en la mayor parte de sus zonas erógenas así lo demuestran. De hecho, en sus “inocentes” juegos bien podrían utilizar todo el surtido de alguna de nuestras cajas eróticas para parejas.

Curiosamente, ha llegado antes la primera carpeta erótica homosexual de Gran Hermano que la primera carpeta sentimental. El mundo cambia y Gran Hermano siempre ha sido un reflejo de la realidad.