Eros

petit morte

La ciencia detrás de la petite mort

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedin

Como ya os conté en otro artículo de IrisPeople.com, el orgasmo supone un gran número de cambios fisiológicos, desde un aumento de la frecuencia cardíaca hasta la liberación de una serie de sustancias como la dopamina y la oxitocina, responsables de la sensación de placer y tranquilidad que experimentamos a continuación.

Por eso, es fácil suponer que la Petite Mort va más allá de un simple éxtasis amoroso, como muchos lo describen. Por lo general, los científicos defienden que estos micro desmayos se deben a una serie de cambios bruscos en la respiración, que derivan en una contracción de la aorta. Como consecuencia, se produce lo que conocemos como hiperventilación, consistente en un exceso de oxígeno en la sangre.

Por este motivo, se estrechan los vasos sanguíneos que llevan la sangre al cerebro, provocando que, durante un momento, el riego sea insuficiente y se produzca el desvanecimiento.

Además, algunos estudios científicos en los que se sometía a una serie de mujeres a un escáner cerebral mientras se les estimulaba el clítoris, han demostrado que las regiones cerebrales que se encargan del equilibrio disminuyen su actividad durante un breve periodo de tiempo.

Por lo tanto, queda claro, algunos quieren verlo como una experiencia cargada de espiritualidad y esas cosas, pero no me negaréis que cargada de ciencia mola mucho más. A vuestra elección queda elegir cuál de las dos preferís.

Azucena Martín es biotecnóloga y redactora científica en Omicrono