Viajes

Las nuevas tendencias en viajes LGTB

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedin

Internet lleva ya casi dos décadas revolucionando el mundo y cambiando las formas de consumo y de relacionarnos entre sí. Gracias a la red, el colectivo LGTB+ ha logrado crear redes de apoyo y hacer frente en comunidad a la homofobia. Detrás de todos estos cambios se hallan las nuevas tendencias en viajes LGTB.

Quizá la primera innovación sea la misma aparición del concepto. ¿En qué se diferencia un viaje LGTB de un viaje convencional? Probablemente, lo más importante sea la búsqueda de destinos, transporte y alojamientos en los que sentirse seguros, donde poder ir de la mano o darse un beso sin miedo de sufrir represalias. Acudir a un hotel sin tener que sentirse incómodos o juzgados al pedir una cama de matrimonio. Como nos contaba Fon López en su artículo sobre derechos y obligaciones de los huéspedes LGTB es completamente ilegal que nos pidan discreción en nuestras muestras públicas de cariño para no molestar a otros clientes.

Aun así, cada vez son más los que prefieren evitar estas situaciones incómodas y, por ello, llegaron en primer lugar los llamados hoteles gayfriendly. Lo gayfriendly lleva ya una década estando de moda. Sin embargo, en los últimos años hemos dado un paso más. De lo gayfriendly se ha pasado a los hoteles gays. Uno de los ejemplos más notables lo tenemos en La Casona de Castilnovo, un hotel rural de la provincia de Segovia donde solo aceptan a huéspedes homosexuales y que puedes reservar a través de nuestra web. De esta forma se logra un ambiente completamente natural y acogedor, en el que poder sentirse a gusto y evitar juicios ajenos.

la casona hotel rural gay

Un detalle del jardín de este hotel rural gay

Por ejemplo, ahora mismo cuentan con distintas ofertas para San Valentín, pensadas especialmente para las necesidades de las parejas LGTB.

Esta misma situación pasó con las agencias de viajes. A la vez que surgían cruceros especializados para público gay y nacían estos hoteles, también hubo agencias que se especializaron en el colectivo. Rainbow Barcelona, agencia que también puedes contratar a través de Iris People aquí, es uno de los ejemplos principales en el país. Estas agencias no solo ofrecen estos hoteles y cruceros sino que también organizan todo tipo de eventos y viajes para que se pueda viajar en compañía y se eviten esas situaciones incómodas de las que hablábamos.

Sin embargo, las nuevas tendencias LGTB+ han ido mucho más allá. Desde la aparición de grupos queer en la popular Couchsurfing, la red colaborativa para viajar quedándote gratuitamente en el sofá de otros viajeros, a la aparición de CockSurfing, su versión para chicos gays. A la hora de quedarte en casa de un desconocido, es importante saber de antemano que no será homófobo y si, además, es gay, podrá aconsejarte sobre opciones de ocio y qué lugares evitar.

También en ese sentido podemos destacar las versiones gay de Airbnb, la popular red de alquiler de apartamentos turísticos. Una de las más destacadas en Misterbnb, con la que podemos encontrar apartamentos en las principales ciudades del mundo.

Otro ejemplo importante es la aparición de Gaycars, una especie de Blablacar para personas del colectivo. Mucha gente se había quejado de que le había tocado escuchar algunas opiniones homófobas a lo largo de largos viajes por toda la geografía española. Gaycars nace para solucionar ese problema y viajar en un ambiente relajado aunque de momento aún no tiene demasiadas ofertas de viajes.