Ocio

eurovision favoritos

Top 10 favoritos Eurovisión 2016

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedin

Aunque estamos en una de las ediciones de Eurovisión más inciertas sin que haya un claro favorito a la victoria, las casas de apuestas llevan tiempo manteniendo los últimos nombres en el Top 10, con excepciones en la última plaza, que suele variar entre España, Italia, Armenia, Bulgaria y Croacia. En esta entrada de IrisPeople.com haremos un repaso de los países con más posibilidades y os hablaremos de sus puntos fuertes y débiles tanto a nivel musical como político.

Hay que tener en cuenta que el cambio en el sistema de votación al separar los puntos de la audiencia, que votará como un único bloque, y del jurado, que seguirá votando por países como hasta ahora, doblando la cantidad de puntos total, supondrá grandes sorpresas

1. Rusia

Rusia es cada año uno de los países que queda mejor. Tras la segunda posición del año pasado con Polina Gagarina, este año viene dispuesto a todo con Sergey Lazarev, una gran estrella en el país. Desde el año 2000, Rusia ha ganado una vez (2008), ha quedado segunda en cuatro ocasiones (2000, 2006, 2012 y 2015) y tercera en otras dos (2003 y 2007) por lo que siempre es un importante rival a batir, aunque no parta como favorito.

Este año, sin embargo, Rusia está dispuesta a darlo todo y pocos dudan que conseguirá la victoria.

A favor: Pese a ser ruso, el cantante es gayfriendly y la canción es radiable, discotequera y suena actual. Tendrá la máxima puntuación de la mayor parte de los antiguos países soviéticos, el bloque más importante del festival.

En contra: Las políticas homófobas de la Rusia de Putin hacen que muchos eurofans del colectivo voten a otras opciones para evitar el bochorno de un festival en Moscú. Ya en la edición de 2009 fue noticia la brutal represión que se realizó contra una manifestación pro derechos LGTB con motivo de la celebración de Eurovisión en la capital rusa.

2. Francia

Si hay alguien que puede quitarle el triunfo a Rusia este es Amir y su J’ai cherché. En una canción que puede parecer simple el cantante derrocha carisma y buen rollismo. También es la favorita de muchos expertos en Eurovisión por lo que puede convencer el jurado. En un caso similar al triunfo de Lena por Alemania con Satellite en 2010, estamos ante un tema sencillo, que no tendrá ningún tipo de puesta de escena espectacular pero que no lo necesita para enamorar al espectador. Es la favorita de Barei, que incluso le ha versionado.

A favor: El carisma del cantante, la calidad de la canción y colocarse como el único con el suficiente potencial para robarle la victoria a Rusia.

En contra: Ser miembro del Top 5 (los países que no pasan por semifinales) siempre quita puntos (salvo a Italia), ya que el resto de paises lo ve como una injusticia. Francia tampoco forma parte de un bloque de países que se vote entre sí.

3. Suecia

Suecia es siempre otro de los pesos pesados de Eurovisión. La calidad del Melodifestivalen, el concurso en el que se elige la canción, ha ayudado a sus dos últimas victorias (2012 y 2015), y a que, como Rusia, cada año forme parte del selecto grupo de los países más votados. Este año la canción de Frans, que se hizo famoso en Youtube, es una de las propuestas más diferentes e intimistas y puede rascar muchos votos. Aún así, partió con el primer puesto y ha ido bajando hasta el tercero, luchando con él con Australia y Malta.

A favor: El estilo único y diferente de la canción y el carisma de Frans. Forma parte de un país que se toma en serio la competición, que está dentro del bloque nórdico y que cae simpático en el resto de Europa.

En contra: En el Melodifestivalen vimos que la canción suena mucho mejor en estudio que en directo, aunque eso no le impidió ganar con diferencia.

4. Australia

La participación de Australia en el festival de Eurovisión es una anomalía que se termina este año. Para el próximo, 2017, será la anfitriona de un nuevo certamen llamado Asiavisión, en el que participará junto a los países del continente vecino. Esta es, por tanto, la última oportunidad para el país oceánico de ganar la competición. Su apuesta por Dami Im, una cantante surcoreana con una gran voz, nos abre las puertas del talento que hay en el continente vecino y ha sido alabada por todos.

A favor: Australia recibe muy buenas puntuaciones siempre y el hecho de ser la última vez que participa le puede beneficiar. La canción podría ser de cualquier cantante famosa estadounidense.

En contra: Todavía hay muchos que siguen sin estar de acuerdo con que el país compita en Europa. El estilo de la canción es similar a la de muchos otros países, lo que le hará más difícil destacar.

5. Malta

La vuelta de Ira Losco por Malta, que quedó segunda en 2002, se convirtió en un gran chof cuando se dió a conocer Chameleon, la canción con la que en un principio pensaba acudir. En lugar de conformarse con las malas críticas Ira Losco se puso manos a las obra y compuso Walk on Water, la nueva canción que irá a Estocolmo. La nueva canción ha cosechado muy buenas críticas e Ira espera poder luchar por, al menos, volver a quedar segunda, aunque no lo tiene fácil.

A favor: El hecho de rectificar la canción ha hecho que muchos seguidores se reconcilien con la candidatura. Tener tablas (y un segundo puesto) en Eurovisión, siempre ayuda a calmar los nervios y hacer una mejor actuación. Malta es otro de los países que no tiene enemigos.

En contra: Su posición en las casas de apuestas puede estar más condicionada por su posición en 2002 que por la canción en sí. El cupo de divas de esta edición con canciones aceptables (Australia, Croacia, Serbia, República Checa, Armenia, Azerbaiján…) es muy elevado.

6. Ucrania

El toque étnico típico de cada edición no ha llegado hasta el puesto sexto con la polémica canción de Ucrania, que a punto estuvo de ser descalificada. 1944, la canción de Jamala habla, nada más y nada menos, que del genocidio tártaro que realizaron los rusos ese año en el ex país soviético, del que la cantante es superviviente directa. En un momento en el que la guerra entre Ucrania y Rusia continúa, para el país más grande el mundo 1944 es una pura provocación.

La canción brilla gracias al enorme carisma de Jamala y los quejíos tártaros del final de la canción, que nos pueden recordar al cante flamenco, son todo un despliegue de técnica y sentimiento. Jamala recuerda enormemente a Aminata el año pasado, la cantante letona que quedó cuarta y fue la gran sorpresa, que no necesitaba moverse del escenario para crear una atmósfera completamente mágica.

Ucrania, junto a Grecia y Rumanía (que este año pueden tener menos suerte), son los únicos países que siempre han superado las semifinales y han llegado a la final. Ucrania ha participado 12 veces en Eurovisión, de las cuales 8 ha entrado en el top 10, con un primero (2006), dos segundos y un tercero. Este año también lo hará.

A favor: Una canción que bebe de los orígenes de un pueblo pero termina siendo absolutamente vanguardista. La enorme presencia escénica de Jamala, superior a la de todos sus competidores. Personalmente, es mi favorita.

En contra: Su enfrentamiento a Rusia puede suponerle la pérdida de votos de los países tradicionales de sus bloque así como las críticas por llevar contenido político a Eurovisión 2016.

7. Letonia

El año pasado, junto a Bélgica, Letonia fue la gran sorpresa, pasando de las últimas posiciones en las casas de apuestas al sexto lugar. Este año parece el país está dispuesto a revalidar su posición. Para ello ha vuelto a contar con Aminata Savadogo, la cantante y compositora del año pasado, y han tratado de hacer un tema mucho más comercial sin perder el toque indie de la cantante de origen burkinés. Justs no solo forma parte del top 3 de canciones interpretadas por hombres con más posibilidades junto a Sergey y Amir, sino que también está considerado el más guapo de la edición.

A favor: Forma parte del bloque soviético y del bloque nórdico a la vez. Los seguidores de Aminata del año pasado van este año con Justs. Es guapo y la canción impacta desde su primera escucha.

En contra: Parece demasiado moderna para ganar a propuestas como la rusa o la francesa, aunque en Eurovisión siempre hay sorpresas.

8. Serbia

La Amy Winehouse serbia, como es apodada esta histriónica cantante, es otra de las grandes favoritas al triunfo. Serbia, perteneciente al bloque ex yugoslavo, siempre consigue una buena puntuación, siendo el último país capaz de ganar el festival con una canción en su idioma y no en inglés en 2007. Es un país que tradicionalmente queda bien, habiendo quedado fuera de la final en solo dos ocasiones.

A favor: La cantante derrocha carisma. Es el país exyugoslavo que acostumbra a quedar más alto cada año.

En contra: A veces parece que la interpretación de la cantante no tiene nada que ver con el tema que está cantando.

9. Bulgaria

En el puesto 9 encontramos a Bulgaria, la canción más discotequera del top junto a Rusia y que entra y sale cada día, luchando directamente con España. Poli Genova ya estuvo en Eurovisión por Bulgaria en 2011, quedando, contra todo pronóstico, fuera de la gran final. Solo llegar a la final ya será un triunfo para un país que siempre se queda fuera y que regresa tras dos años de ausencia.

A favor: Ser una de las canciones más movidas y bailables del festival, algo que siempre da votos en un año en el que hay demasiadas baladas. La sensación de que se le debe el pase a la final a Poli Genova también por su canción de 2011.

En contra: Los países centroeuropeos no funcionan como bloque. Bulgaria solo ha pasado a la final en una ocasión, en el año 2007.

10. España

Barei, nuestra representante, se está marcando una promoción internacional como nunca habíamos visto hasta ahora por parte de un candidato español. Las casas de apuestas están recogiendo sus frutos y la han subido del puesto 22 al 10 en el que se mantiene desde hace semanas, con algunas bajadas momentáneas al 11. La cantante está demostrando tener una gran personalidad y una visión clara de lo que es en el escenario, además de ser bastante honesta. Según ha confirmado en esta entrevista en Jenesaispop, su actuación tendrá una gran sorpresa que Suecia ya ha aprobado.

A favor: La promoción de Barei y ser una canción íntegramente en inglés. Ser, probablemente, la única canción de este estilo si Finlandia y Bélgica no consiguen pasar a la final, tal como aventuran las encuestas.

En contra: Formar parte del top 5 y perdernos las semifinales sigue pesando y, probablemente, nos quite votos de cara a la final.

Extra:

En Eurovisión siempre hay sorpresas. Por ello, no pierdan de vista a Armenia, Italia, Croacia, Chipre, República Checa, Hungría e Islandia. El que avisa no es traidor.

P.D: Si quieres escuchar las canciones con la máxima calidad, descubre los altavoces Woxter de nuestra tienda.